ÁREA DE MEDICINA FÍSICA Y

REHABILITACIÓN

ÁREA DE MEDICINA FÍSICA Y REHABILITACIÓN

Se encarga de atender a personas con dificultades motoras (temporales o permanentes) que impiden el desarrollo de sus actividades cotidianas, y el uso funcional de su movimiento corporal en un contexto social. A través de los servicios que integran esta área, se busca potenciar la funcionalidad motora y las capacidades físicas, empleando técnicas científicamente comprobadas para generar cambios positivos sobre la salud, bienestar y calidad de vida del usuario. 

servicios:

Es un servicio terapéutico utilizado con el fin de obtener respuestas específicas del sistema neuromuscular desde la estimulación de propioceptores. Al estimular dichas zonas propioceptivas, se pueden lograr respuestas involuntarias o voluntarias de un patrón motor, para que progresivamente se logre funcionalidad en el movimiento.

Es la rehabilitación del movimiento corporal humano por medio de ejercicios secuenciales pasivo-asistidos, activos y resistidos para lograr respuestas motoras adecuadas según la funcionalidad del segmento corporal a tratar, permitiendo mayor fuerza muscular en el usuario, así como la activación general del metabolismo y facilitación de todos los sistemas corporales requeridos para su condición y actividad física.  

Se utiliza para aumentar el metabolismo y la vasodilatación de una zona muscular a tratar, permitiendo la circulación sanguínea y el desplazamiento de toxinas de la zona, mejorando la nutrición y oxigenación celular. Esto por medio de la conducción, convección y radiación de calor, utilizando paquetes calientes, infrarrojos, ultrasonidos, parafina, arena caliente, manta térmica, entre otros. 

Aplicación de técnicas con energía eléctrica, magnética, electromagnética combinada, luz e incluso ultrasonido, consiguiendo respuestas motoras y sensitivas con diferentes parámetros como lo son: tiempo, intensidad y duración de los pulsos. Sirve para el manejo del dolor, así como el fortalecimiento y la activación neuromuscular. Produce reacciones biológicas y fisiológicas para promover la salud de los diferentes tejidos del cuerpo. 

Por medio de la aplicación directa de vibración sobre el cuerpo, se realiza facilitación neuromuscular a través de la estimulación de receptores para la ejecución de un movimiento, aumentando la irrigación sanguínea, nutrición, oxigenación y contracción del musculo, logrando así la funcionalidad en el movimiento. 

Es un masaje terapéutico profundo que busca mejorar el riego sanguíneo, la nutrición muscular y la inhibición de adherencias que impiden el movimiento. A través de su aplicación, se pretende generar la mayor relajación muscular en el usuario.

Servicio que emplea bandas elásticas para la mejora de interrelación miofascial, circulación linfática y sanguínea; Por medio de estas bandas se disminuye el dolor, se normaliza la función muscular, se corrige el mal alineamiento articular, se mejora la propiocepción, permitiendo así la rehabilitación del movimiento corporal humano desde su funcionalidad.

Es la utilización terapéutica de aparatos mecánicos, destinados a provocar y dirigir movimientos corporales mediante la fuerza, trayectoria y amplitud del equipo. Dentro de los equipos utilizados se encuentran: aparatos de tracción cervical, dorso-lumbar, bicicletas cinéticas, mesa de mano (kanavei), espalderas, escaleras, rampas, escalera de dedos, rueda de hombro, entre otros. 

Servicio empleado para la habilitación y rehabilitación del movimiento corporal humano mediante los efectos físicos y térmicos del agua, permitiendo así la facilitación de movimientos locomotores funcionales, por medio de balnearios, saunas, piscinas térmicas, duchas, chorros, etc.  

Servicio basado en la utilización del caballo, desde su movimiento multidimensional para el tratamiento de patologías motoras. Como parte de este servicio, se busca generar una interacción biopsicosocial entre el usuario y el caballo que contribuya en el desarrollo de su autonomía y funcional. 

Se interviene sobre las capacidades de desplazamiento del usuario para alcanzar una marcha que le permita su movilización de manera autónoma, o de ser necesario, recibir apoyo por medio del uso de equipos biomecánicas como bastones, trípodes, muletas y andaderas. Se promueve mayor fuerza muscular, mayor estabilidad y equilibrio, controlar la postura y el movimiento, y asegurar un óptimo control del cuerpo durante los desplazamientos, de forma que se traslade con la mayor funcionalidad y autonomía posible.  

Se atienden las respuestas reflejas que se producen en el usuario por diferentes situaciones, lo cual genera alteraciones en la postura y el equilibrio del mismo. Para hacerlo, se promueve la transición desde respuestas reflejas, pasando por reacciones posturales hasta lograr respuestas corticales que promuevan la estabilidad y la orientación para el movimiento del usuario. 

Es un tratamiento que se realiza a partir de la implementación de ejercicios de estiramiento que se aplican progresivamente y de forma activa por parte del usuario. Como parte del servicio, se reducen las tensiones que se producen en las cadenas musculares y las articulaciones, de forma que se alivie el dolor y se corrijan las deformaciones que se puedan identificar. 

Se realiza un entrenamiento y fortalecimiento de las cualidades físicas que hacen parte fundamental de las actividades físicas cotidianas: velocidad, resistencia, fuerza y flexibilidad. Para realizar este acondicionamiento, se ejecutan ejercicio aeróbicos o anaeróbicos; los ejercicios aeróbicos requieren de una participación activa del oxígeno y se implementa en ejercicios de larga duración y baja intensidad. Por el contrario, los ejercicios anaeróbicos no requieren de oxigeno por lo cual son de corta duración y alta intensidad. Esto para potenciar las cualidades físicas del usuario. 

Servicio que se basa en los planteamientos de Margaret Rood y que se enfoca en facilitar una respuesta muscular apropiada y un mayor control de los patrones motores del individuo, a partir de la aplicación de diferentes estímulos sensoriales en segmentos como el tronco, los miembros superiores y los miembros inferiores, así como en las fibras musculares.

Servicio que se basa en la aplicación de ejercicios sobre la locomoción refleja, es decir, sobre las vías nerviosas de todo el cuerpo para facilitar patrones motores sanos. Para la activación de la locomoción refleja, se ubica al usuario en diferentes posiciones y se aplica una determinada presión sobre algunas zonas específicas del cuerpo. A través de esta terapia, se busca el control automático del equilibrio durante el movimiento, el enderezamiento del cuerpo y los movimientos propositivos de presión, de modo que se logren acciones voluntarias necesarias para el desenvolvimiento en la vida diaria del usuario. 

Terapia que se utiliza para facilitar los patrones de coordinación normal a partir de la promoción de una reorganización neurológica que compense las funciones necesarias para el movimiento del usuario. Para hacerlo, se utilizan los canales perceptivos para modificar los patrones dominantes anormales, inhibiendo el tono muscular y facilitando patrones normales de movilidad. El propósito es equilibrar el cuerpo en cuanto a la movilidad y la funcionalidad, partiendo de las etapas del desarrollo neurofisiológico, donde se realiza el apoyo sobre el lado afectado del individuo para adaptar sus movimientos con el lado menos afectado.